miércoles, 1 de febrero de 2012

El canto del ORDINARIO.

En la entrada anterior destacábamos la gran diferencia entre el "ORDINARIO" y el "PROPIO" de la liturgia Eucarística. Hoy nos detendremos en las partes del ordinario.


Estos cantos, los que corresponden al ordinario de la misa -como decíamos la semana anterior-, son las partes mimas de la misa, es decir, son oraciones con un texto invariable, son los textos litúrgicos que la Iglesia propone fruto de una tradición heredada. Dicho esto, nos podemos hacer la primera pregunta... se puede cambiar el texto de una de estas partes del ordinario? NO. 

Pero no se trata de un "NO" caprichoso, más bien todo lo contrario. Bien meditado. La esencia misma de la acción litúrgica invita a la participación activa de los fieles con su oración - en este caso, oración cantada. Y esta oración es la oración de toda la Iglesia, por ello no debe ser alterada, es un verdadero signo de comunión más allá de los caprichos, modas, filias o fobias.

1. El KYRIE (Señor ten piedad), según la Ordenación General del Misal Romano (OGMR) es un "canto con el que los fieles aclaman al Señor y piden su misericordia, regularmente habrán de hacerlo todos, es decir, tomarán parte en él el pueblo y la schola (coro) o un cantor" (cf. n. 52). Sólo se suprime cuando hay bendición del agua y aspersión (usualmente en el tiempo pascual).

2. Sobre el GLORIA, la OGMR nos dice: "El texto de este himno no puede cambiarse por otro. Lo entona el sacerdote o, según los casos, el cantor o el coro, y lo cantan todos juntos o el pueblo alternando con la schola." (cf. n. 53). Se canta los domingos (excepto los de Adviento y Cuaresma) en las solemnidades y en las fiestas. Existen una serie de cantos que se denominan "glorias" pero no tienen nada que ver, bueno, sí, que comienzan por "gloria", pero nada tienen que ver con el "himno de carácter trinitario de alabanza y súplica con forma cerrada". 

3. El CREDO se canta o se recita con la "fórmula aprobada para el uso litúrgico" (cf. OGMR n. 67). "Si se canta lo inicia el sacerdote, un cantor o el coro, pero lo cantan todos juntos, o el pueblo alternando con la schola" (n. 68).

4. El SANCTUS (Santo) es uno de los principales elementos de la Plegaria eucarística - momento cumbre de la celebración. El santo lo debe cantar toda la asamblea con el sacerdote uniéndose a las jerarquías celestiales (cf. 79b). Si una comunidad no cuenta con un coro o con una persona que dirija el canto, al menos, debe entonar el himno de alabanza al "tres veces santo": "... por eso, con todos los coros celestiales cantamos sin cesar: SANTO-SANTO-SANTO..." (respetando el texto litúrgico).

5. El AGNUS DEI (Cordero de Dios). En cuanto el sacerdote realiza la fracción del pan (no durante el rito de la paz) "el coro o un cantor - no el sacerdote - canta la súplica Cordero de Dios con la respuesta del pueblo [...] Esta invocación acompaña a la fracción del pan y, por eso, puede repetirse cuantas veces sea necesario hasta que concluya el rito. La última vez se concluye con las palabras: danos la paz" (cf. n. 83).

Con esto finalizamos un recorrido muy esquemático de las partes del ordinario más importantes y que deben ser cantadas por toda la asamblea. Es fundamental llegar a comprender lo que tantos autores dicen: debemos cantar "la misa", no "en misa".

Oscar Valado
Roma, 1 de febrero de 2012

21 comentarios :

  1. Buenas tardes don Óscar. Una gozada leer su entrada, ayer en Redentoristas, Pamplona, antes de Misa nos puesieron 'hilo musical dentista' de rechinar de dientes; Titanic y moon river, tal cual, se imaginará el confortable alivio con que leo hoy su instructivo blog.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... ese repertorio para sala de espera del dentista no está mal.
      Con respecto a estas entradas... lo importante no es llevar a la práctica todo de golpe, sino ir adquiriendo los conocimientos necesarios para tener un criterio serio a la hora de decidir qué cantar y qué no cantar en una celebración. Y desde ahí ir trabajando.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Muy buena entrada. Si sigues así ni puedo escribir, ni comentar, ni criticarte (je,je).

    Realmente son muy buenas entradas. Tenía idea de escribir con el mismo tono y forma que tú estas entradas en mi blog, pero tú lo estás haciendo ya magníficamente.

    Un abrazo, carissimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! tus palabras me halagan... no sólo por tu amistad sino por tu saber como liturgista (yo en esa disciplina solo soy un principiante a tu lado)... pero sí que me animas a seguir esforzándome en escribir mucho y bien.
      Un fuerte abrazo Javier.

      Eliminar
  3. Excelentt D. Oscar!!
    Ah, yo no sabía lo del Agnus Dei, supongo que entonces, también se puede acortar. En una ocasión así me hicieron, con dos...catapún chimpún y pensé, bueno "lo bueno si breve dos veces bueno". Puede ser versión reducida?
    El otro día fui a cantar a unas bodas de oro y me dijo el cura, el ordinario, no, no lo cantes y al principio me pareció curioso, pero después, reflexionando, me pareció que había sido muy acertado por parte de él, porque, sino, lo que sucede es que llegamos a estas partes y la gente sino sabe la música, no canta, con lo que al final, la misa queda como un concierto y pierde su significado.
    Yo, el otro día, escuché un Santo que menos Santo, Santo, Santo, decía de todo y si, es una pena, es imposible seguirlo y al final, se convierte todo en un caos, para el que va regularmente a misa que no puede participar y para el que pasa esporádicamente, porque le parece que todo ha cambiado e igual decide no volver a pasar, jajajajaja. Creo que nos tenemos que aplicar todos un poco, yo la primera, seguro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia,
      El Agnus Dei se puede prolongar lo que dure la fracción del pan, pero esto suele suceder si es una gran concelebración... lo normal es que sea breve, por eso la aclamación se hace tres veces; menos sería excesivo (por defecto, claro, jeje).
      Con respecto a lo de la boda ya sabes que haré una entrada sobre eso en breve... tiempo al tiempo. Y con respecto a ese "Santo" que indicas... qué decir? posiblemente la persona que lo interpreta no sepa que es un canto fundamental de la asamblea y enmarcado en el momento más importante de la celebración: la Plegaria eucarística. Nuestra labor, allí donde nos encontremos no es decir "esto sí o esto no" es explicar "por qué esto sí o por qué esto no". A mi me funcionó con un grupo de jóvenes... sirva de anécdota: después de escucharles el "santo" de moda en aquel momento, el de Gloria Estefan ("Santo, santo yo te canto, santo de mi devoción... devuélveme aquel cariño santo, santo del amor". Sólo de pensarlo se me van los pies a ritmo de salsa, jeje; es una canción en la que un enamorado pide a un "santo" al que tiene devoción que le devuelva a su enamorada que sólo Dios sabe por qué la perdió) les expliqué brevemente la importancia de cantar el texto de la liturgia y comprendieron que aquello estaba completamente fuera de lugar, pero obviamente hay que hablar y exponer por qué se hacen las cosas, es decir, ser educativos.
      Bueno, ya no me extiendo más... porque esta respuesta va a ser más larga que la propia entrada. Un fuerte abrazo (ahora tengo el "santo" ese metido en la cabeza... jejeje.

      Eliminar
    2. Óscar:
      ¡difiero de ti!, pero difiero en la práctica pastoral. Me explico: yo no suelo decir "sí o no", en plan cortante, sino argumentar y explicar, razonar. ¿Sabes que sacan en conclusión? ¡al cura no le gusta eso! ¡El cura ha dicho que no, con lo bonito que era!

      En las bodas se ha puesto de moda el "Dio del cielo, Signore delle cime"; explico que la letra es el llanto por un amigo que ha muerto en la montaña y que no es lugar en una celebración matrimonial. ¿Respuesta? ¡Pero es que es tan bonito!

      Eliminar
    3. Te entiendo perfectamente Javier. Todo lo que propongo sabes que no son fórmulas mágicas (estas no existen). Pero sí creo que puede ser un camino interesante a seguir... aunque no siempre se llega a buen puerto. jeje. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. En la viña del Señor hay de todo y aunque Vd. no lo crea, a veces al cura "no le gusta eso", aunque sea litúrgico y esté bien, simplemente no le gusta. Y como bien dice, idem a la inversa, yo recuerdo un día una señora empeñadísima en el "negra sombra" que era muy bonito y porqué no podía ser en el funeral. Resumiendo, eso del diálogo está muy bien, pero en ocasiones, es complejo
    D. Oscar, porque no nos pone también algunas recomendaciones de cantos para que ampliemos repertorio, por ejemplo, algún Señor ten piedad que le guste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos que se puede hacer... son demasiado frentes abiertos. jeje. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un post muy claro, de esos que hacen falta. Pero ahora que has sacado el tema, una pregunta: ¿existe alguna versión cantada del credo en español? Porque fuera del latín no he oído hablar de ninguna.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona que me meta yo: Las hay. Creo recordar que en el Cantoral Litúrgico nacional, en el "Libro del Organista", el Propio, por ediciones Paulinas, y algún autor más (tal vez Taulé en "El Señor nos llama").

      Eliminar
    2. Gracias por el dato, Javier, pero ¿has escuchado alguna vez el credo cantado en español? Es más, fuera de Roma no se suele cantar. A lo que voy es que el credo, al cantarse, se ve como algo más que una fórmula dogmática. Sería bueno ahondar algo en esta cuestión.

      Eliminar
    3. Como diríamos en Galicia... "habelas ainas" (pero esto va más con lo de las brujas, jeje). Sí que existe musicalizaciones del Credo. Muchos autores, después del Concilio, lo han musicalizado: Aragües, Palazón, Elizalde, etc. etc. Otros, han intentado hacer cosas extrañas que ni si quiera respetan la estructura y la literalidad del texto... que "válgame Dios!".
      Pero el problema, a mi entender es otro que nada tiene que ver con la falta de musicalización del texto en español.
      1. Cuántas veces habremos dicho o escuchado algo para justificar que no se cante:
      - No, porque se alarga mucho la misa
      - No, porque la gente no lo sabe
      - No, porque si no lo cantan todos no participan participar activamente en la profesión de fe (como si el que no canta negase las verdades de fe).
      Todo este cúmulo de circunstancias y alguna más (sobre todo de carácter estructural y musical) han provocado que el Credo, la mayoría de las veces, se recite. Dicho esto, también hay que recordar que en Roma siempre se canta el Credo III, es decir, dentro de la variedad del repertorio gregoriano siempre se elige este porque es el que la gente sabe, si no es todo... por lo menos parte.
      En la situación actual... si queremos cantar el Credo (así como todas las partes del ordinario) es necesario "formar" - no sólo informar - a nuestros fieles y sobre todo a nuestros coros. Por qué cantar algo como "te buscoooo entre las flores de un naranjooooo.... en la sonrisa de un muchchoooooo... etc." y no cantar CREO EN DIOS PADRE TODOPODEROSO?!?!?!?! El problema no está en la música, el problema está en no comprender esto.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Llego hasta este blog de mano de amigos: Adolfo Ivorra y Javier Sánchez Martínez, con los que he sido compañero de Liturgia en San Dámaso.

    Respecto a la entrada, ¿qué decir?: con lo sencillas que son las cosas, ¿verdad? Pero otros se empeñan en que cada una de sus misas sea un estreno mundial de único pase. Muchas gracias por recordar y enseñar lo que enseña la Iglesia y lo que es de sentido común.

    Después de este primer contacto, espero pasar muchos buenos momentos de lectura por estás páginas. Será un placer.

    Un cordial saludo desde el blog Sentire cum Ecclesia
    Sentire cum Ecclesia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Álvaro,
      muchas gracias por visitar mi blog y comentar. A Adolfo no lo conozco personalmente, pero a Javier sí... es buen amigo, y uno de los que me ha animado y ayudado a seguir con el blog. Me alegra saber que te interesan las entradas.
      Espero verte a menudo. Un fuerte abrazo.
      Y descuida... ya seguía Sentire cum Ecclesia. jeje.

      Eliminar
  7. Buenas tardes Oscar.Tengo entendido segun la OGMR que el Agnus Dei puede repetirse tantas veces sea necesario mientras dure la fraccion del pan, nunca dice que se puede acortar, hasta ahi no tengo ninguna duda, pero en mi diocesis prolifera la idea de acortarlo, es decir, sólo cantarlo 2 veces... es esto correcto? a mi modo de pensar pesa más la Sagrada Tradicion pues siempre desde el Graduale, el Kyriale y otros libros lo desarrollan en 3 partes y acortarlo alude mas a prisas e irreverencia, me puedes ayudar?
    Atte. Ricardo (Cantor preocupado por esta imposicion)

    ResponderEliminar
  8. Hola Ricardo,
    efectivamente, en el número 83 de la OGMR se indica que el canto del Cordero de Dios "puede repetirse cuantas veces sea necesario hasta que concluya el rito". También se indica que la última invocación finaliza con "danos la paz". Y en el número 366 insiste en que no se puede variar el texto.
    Dicho esto... (que es la norma general) no podemos concluir que esté prohibido cantarlo dos veces. Es más, lo único que podemos concluir es que se debe cantar "por lo menos dos veces": la primera aclamación finalizando con "ten piedad de nosotros" y la última con "danos la paz".
    A esto debemos recordar que el canto del Cordero acompaña el RITO DE LA FRACCIÓN DEL PAN. Ésta debe ser la única medida de la aclamación. Si es un canto demasiado elaborado y repetirlo tres veces supone frenar caprichosamente el ritmo de la celebración... debe acortarse o buscar otra musicalización mas apropiada. Si es un aclamación demasiado breve y el sacerdote continua realizando la fracción... se debe continuar repitiendo la letanía.
    En este caso la Sagrada Tradición es asumida en la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II.
    Esto es lo que puedo argumentar sobre tu pregunta... "que el canto acompañe el rito".
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Oscar!!! me haz ayudado bastante, te mando Saludos y un abrazo!!
      Atte. Ricardo

      Eliminar
  9. Muy nutritivo y enriquecedor los comentarios en este blog...
    Desde Costa Rica Centroamerica¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! no dude en comentar.
      Un saludo desde Roma.

      Eliminar

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...